Reflexiones semanales
4 de junio 2023

La Trinidad es el centro de la vida de Jesús

Corpus Christi

Este domingo de la Santísima Trinidad es como el resumen de lo que hemos celebrado durante el tiempo de Pascua. Escucharemos en la segunda lectura, en uno de los escritos más antiguos del Nuevo Testamento, esta oración de san Pablo: «La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté siempre con vosotros». Estas palabras resumen el núcleo y la fuerza de nuestra fe cristiana. Palabras que en la Misa repetimos con frecuencia como saludo inicial de nuestro encuentro.

El centro de esta fiesta solemne está en Dios Padre, en la inmensa riqueza del ser de Dios, en la comunión de vida entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que supera nuestra capacidad de comprensión; por esa razón el Señor nos ha concedido el don de la fe, de confiar en sus palabras. Jesús nos habla siempre de la Trinidad de forma muy sencilla, siempre nos ha remitido a la Trinidad como el centro de su vida. Lo más importante para Jesús, en su predicación, en su misión, en su vida, fue esto: hablarnos de Dios como Padre nuestro y así nos lo enseñó en el más bello modelo de oración.

Os recomiendo volver a leer de nuevo y muy despacio la primera lectura, cuando se habla de los lejanos tiempos de Moisés, cuando ya hablaba del «Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad». Ese fue el mensaje, la gran noticia por la que Jesús, precisamente porque era el Hijo de Dios, empeñó y entregó su vida: comunicarnos que Dios, Padre de todos, es amor. Amor sin límites, amor personal, íntimo. Y que él, Jesús de Nazaret, hombre como cualquiera de nosotros, es «la gracia» -el don, el regalo, el mensaje, la Palabra- para conocer y amar y compartir esta vida de Dios. Dios se nos hace presente y cercano en el Hijo, en el prójimo, en el pobre, en el necesitado. Esta es la realidad de comunión en nosotros gracias a la acción interior, en lo más íntimo de cada uno, por la presencia vital, misteriosa pero real, del Espíritu Santo.

Esta es la gran buena noticia de Jesús, su mensaje para nuestra conducta: Dios es Padre de amor, abierto y cercano a todos; por ello, nosotros, como hijos de Dios, podemos y debemos compartir su amor para todo, comprensivo y abierto, eficaz y sin límites. Creer en el Dios del que nos habla Jesús es querer imitarle, querer parecernos a Él. Todo nos habla de Dios hoy, es lo que escucharemos en el prefacio: «Con tu único Hijo y el Espíritu Santo eres, Padre, un solo Dios, un solo Señor; no una sola Persona, sino tres Personas en una sola naturaleza».

La gloria de la Trinidad está presente y se manifiesta en el Hombre Jesús. Como nos narra san Lucas cuando escribe el misterio de la Encarnación en el que están presentes y activas las Tres Divinas Personas de la Trinidad. El ángel le dice a María: «Concebirás y darás a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre» (Lc 1, 3). Y destaca la intervención del Espíritu Santo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios» (Lc 1,35).

¡Feliz domingo a todos!

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Se llenaron de alegría al ver al Señor

    I viernes de Pascua5 abril, 2024

    El encuentro con el Resucitado fue la fuente de la alegría para todos los cristianos, esta es la conclusión a la que llegamos cuando leemos los textos de la Palabra...

    +
  • Domingo de Ramos, entrada a la Semana Santa

    V viernes de Cuaresma22 marzo, 2024

    Nos centramos hoy en la entrada de Jesús en Jerusalén montado en un borrico. Con este acto de humildad, nos muestra el camino de abajamiento, que le llevará hasta la...

    +
  • Atraeré a todos hacia mí

    IV viernes de Cuaresma15 marzo, 2024

    Conforme vamos avanzando en la Cuaresma los temas que nos presenta la Palabra se hacen más intensos y dinámicos a medida que se acerca la Pascua. El profeta Jeremías nos...

    +
  • El templo y la alianza nueva es Jesucristo

    II viernes de Cuaresma1 marzo, 2024

    La Cuaresma de este año, además de orientarnos claramente hacia la vivencia de la Pascua, lo hace insistiendo en un tema importante: la alianza. La alianza que Dios ha realizado...

    +