9 de marzo 2017

“Solo el Señor es quien ayuda y quien llama para tomar esta decisión tan importante para nuestra vida”

II jueves de Cuaresma

Testimonio vocacional de Ciprian Ionut Stefan, seminarista menor de San José.

Soy Ciprian, tengo 15 años. Nací en un pueblo muy pequeño de Rumania y fui bautizado como cualquier otro cristiano en mi parroquia de allí.

Desde muy pequeño me ha gustado mucho la iglesia y le decía a mi abuela que me llevara a misa. Pero todo empezó cuando me separé de ella, dejé mi país y vine aquí, donde apenas iba a misa, ni siquiera los domingos que es el día más importante para los cristianos. No sé qué paso un día por la tarde, que mi madre nos preguntó a mi hermana pequeña y mí si queríamos hacer la Comunión (ahí tenía ya 10 años), y mi hermana y yo claramente dijimos que sí, pero no con el claro pensamiento de que íbamos a tomar al mismo Jesús sacramentado, íbamos con la idea de los regalos y de que seríamos los únicos protagonistas de ese día.

Estuvimos dos años en catequesis y al final recibimos la Comunión en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Alcantarilla. En aquel entonces me sentí relacionado con el Señor. Después de la Comunión mi hermana y yo empezamos la catequesis de Confirmación y en mí rondaba ya esa idea de la llamada de Dios. Hice el primer año y entonces mi catequista, Ana Galeote, una hermana de las Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús, nos invitó a todo el grupo a una peregrinación que organizaba el Seminario de San Fulgencio. De los doce que éramos solo fuimos mi hermana y yo. En esa peregrinación conocí a D. Sebastián, el rector del Seminario, y me preguntó acerca de mi vocación y de si me lo estaba pasando bien con los seminaristas.

Al cabo de un par de meses D. Sebastián llamo a mi catequista para hablarle de un campamento que también organizaba el Seminario para chicos. Cuando llegamos a Moratalla –donde se hacía el campamento– pensé que no me lo iba a pasar bien pero para mi sorpresa me lo pasé muy bien y disfruté mucho. El último día del campamento D. Sebastián me preguntó si quería irme con ellos a Ávila y también le dije que sí.

En ese viaje ya sentí como el Señor me llamaba, pero no lo tenía claro porque no sabía muy bien qué significaba todo eso del Seminario. Cuando volvimos del viaje vino mi padre a por mí y en el coche le conté que quería entrar al seminario y no me volvió a hablar en todo el camino. Cuando llegamos a mi casa le dije a mi madre lo mismo y me dijo que ya lo veríamos. Cuando acabamos el verano el último día tuvimos una reunión con D. Sebastián y ahí es cuando decidí entrar al Seminario Menor interno.

A lo que más me ha ayudado el Seminario es a madurar en cuerpo y alma y, lo más importante, a saber lo que el Señor quiere de mí, porque al fin y al cabo estamos llamados a participar del banquete eterno. Lo que más ha confirmado mi vocación ha sido una cosa que me ha marcado bastante en mi vida, ese acontecimiento es el fallecimiento del que era mi párroco D. Luis Martínez Mármol. Él difundió el Evangelio hasta los últimos alientos que le quedaban en su cuerpo, nunca se cansó de su ministerio y, como tantos sacerdotes, es un gran ejemplo para mí de entrega, solidaridad y paciencia con los demás.

Nunca os olvidéis de las personas que os ayudan a discernir vuestra vocación ni de las personas que os han apoyado. Para los que estéis discerniendo vuestra vocación no tengáis miedo, el Seminario es para vosotros. Y esto os lo digo de corazón, no dejéis que nadie ni nada os influya, solo el Señor es quien ayuda y quien llama para tomar esta decisión tan importante para nuestra vida.

Volver a noticias

Suscríbete a nuestra lista y recibe semanalmente la publicación diocesana Nuestra Iglesia en tu correo electrónico.

Suscríbete

Información básica sobre protección de datos

Responsable del tratamiento

Obispado de Cartagena

Finalidad y legitimación

El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad

Destinatario de cesiones

No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional

No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados

A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adiccional

Puede consultar aquí todos los detalles

Noticias relacionadas