17 de noviembre 2016

“Si la fe no existe, al menos se espera el respeto”, Mons. Lorca en la misa de desagravio de la Caridad

jueves del Tiempo Ordinario

Más de mil personas llenaron la Basílica de la Caridad, en la tarde de ayer, en la misa de desagravio por el uso irreverente de la imagen de la Santísima Virgen en un cartel publicitario. Una muestra de amor y devoción a la patrona de Cartagena que congregó a fieles de toda la ciudad, incluso a miembros de cofradías marianas de otros lugares de la Diócesis de Cartagena.

“Las ofensas o burlas que se hagan a nuestra Madre del cielo nos afectan mucho, nos duelen… Esto no se puede comprender sino cuando se tiene fe. Pero si la fe no existe, al menos se espera el respeto, es lo menos que podemos pedir”. Con estas palabras el Obispo Lorca Planes, pedía respeto a la imagen de la Virgen de la Caridad y a la fe de los creyentes cartageneros. “¡Cuánta gente ha venido a este lugar buscando el consuelo a sus penas y dolores, que son las penas y dolores de un pueblo! Es este pueblo el que necesita respeto, la gente de aquí, la que pasa por delante de esta Basílica a mirar a la Madre”.
Antes de comenzar la celebración, Mons. Lorca señaló ante los medios de comunicación que su presencia y la de los fieles, esa tarde en la basílica, no pretendía “juzgar ni condenar a nadie”. “He venido a dirigir mi mirada al Señor desde la serenidad… debemos eliminar aquellas cosas que nos separen a unos de otros y nos lleven a disgustos y problemas”, explicó.
Los bancos del templo se llenaron, igual que el coro, donde decenas de personas vivieron la Eucaristía de pie, como entre los bancos de la Basílica; incluso los escalones del púlpito sirvieron de asiento para un grupo de religiosas. El pasillo que da paso a la sacristía acogió a numerosos fieles y la calle se convirtió en un atrio para casi 200 personas que no pudieron entrar a la Caridad para acompañar a su patrona, pero que desde allí también participaron en la misa.
Entre los asistentes a la celebración estuvo el alcalde de Cartagena, José López; la consejera de Cultura y portavoz del Gobierno Regional, Noelia Arroyo; así como concejales; autoridades militares; los hermanos mayores de las cuatro cofradías de pasión de la ciudad; y el hermano mayor y miembros de la Junta del Santo y Real Hospital de Caridad, entre otros. A esta última institución hizo referencia el Obispo, de la que destacó su labor caritativa en la ciudad portuaria: “No son las risas lo que mantienen el Hospital de Caridad, sino la grandeza del corazón de la gente de aquí, por su fe; y esto merece respeto”.
Asimismo, pidió calma a los cartageneros ante acciones como esta, y terminó su homilía con un “¡Viva la Virgen de la Caridad!”, que fue respondido por todos los asistentes a la celebración, que rompieron el silencio con un fuerte y largo aplauso. Con el canto de la Salve Cartagenera finalizó una tarde de fe y devoción mariana.

Homilía Misa de desagravio Virgen de la Caridad (2016-11-16)

Ver galería de imágenes

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas