30 de noviembre 2016

Sangonera la Seca celebra los 125 años de devoción al Corazón de Jesús en la ‘Ermita Roca’

III miércoles de Adviento

A pesar de que fue un día lluvioso, más de 200 personas participaron el domingo en la celebración de la Eucaristía para celebrar el 125 aniversario de la Ermita del Corazón de Jesús, popularmente conocida como 'Ermita Roca'. Presidió la celebración el Obispo de Cartagena, Mons. Lorca Planes, acompañado por el párroco de San José de Sangonera la Seca, Francisco Azorín, a cuya pedanía pertenece la ermita

“Nuestra mirada fue de agradecimiento, en especial al Amor Misericordioso de Cristo por estos 125 años de presencia en medio de nosotros, a la que ha tantos hombres y mujeres les ha permitido encontrar un sentido pleno a la vida, a sus sufrimientos a sus quehaceres”, explica Azorín.
Según costa en acta, fue el 28 de noviembre de 1891 cuando el padre jesuita Mario Zaplana bendijo esta pequeña ermita, que mandó construir Gabriel Roca Ametller junto a su casa, en el partido de El Palmar, pago de Sangonera la Seca. Gabriel Roca quiso que presidiera la ermita el Sagrado Corazón de Jesús, vocación muy floreciente en esa época. “La providencia quiso que fuera el mismo año que la Madre Piedad de la Cruz, muy unida al Corazón de Jesús, comenzará su gran misión en la Iglesia y fuera testigo de ello este campo”, explica el párroco Sangonera la Seca.
Con el paso del tiempo, esta pequeña ermita se fue enriqueciendo con unos privilegios peculiares, así desde 1896 se permite tener la Reserva del Santísimo y en 1903 el Papa León XIII le concede el título de Altar Privilegiado. En 1908, contó con una demarcación territorial, siendo aún aneja a la Parroquia de La Purísima de El Palmar. En 1919 se hace definitivamente entrega del legado de Gabriel Roca a la feligresía de Sangonera la Seca y comenzará una nueva etapa, ahora como rectoría, con un sacerdote residente en ella, y celebrando todos los sacramentos. Veintidós sacerdotes han sido responsables de esta ermita que a lo largo de los años ha recibido la visita de diferentes obispos. Mons. Sanahuja y Marcé, en 1963 recomendó al rector buscar otros terrenos para la edificación de un nuevo templo. En 1984 Mons. Javier Azagra Laviano bendijo este templo después de una importante restauración y en 1996 firmó el decreto de integración en la Parroquia de San José, coincidiendo con la construcción de un nuevo y moderno templo para la feligresía de Sangonera la Seca. “Desde ese momento esta ermita se convierte, a modo de santuario, con la misión de custodiar a la imagen del Sagrado Corazón, declarado Patrono de Sangonera la Seca, por las mismas autoridades civiles y coronado solemnemente por Mons. Manuel Ureña Pastor, en el año 2000”, explica Azorín.

Ver galería de imágenes

 

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas