Reflexiones semanales
23 de mayo 2021

Solemnidad de Pentecostés

Santísima Trinidad

En esta solemnidad de Pentecostés vemos cómo ha sido el Espíritu Santo el que ha dado coraje al discípulo del Señor para ser apóstol, le ha dado fortaleza para vencer los miedos y temores. Esta es la misión de toda la Iglesia conducida por el Espíritu Santo, esta es nuestra misión, ser portadores del Evangelio de Jesucristo, portadores de esperanza y de renovación de la sociedad, porque los laicos, viviendo la fe en Jesucristo Salvador, muerto y resucitado, ilumináis la vida personal y social de los que os rodean; los laicos habéis recibido también una vocación de apostolado fecundo (AA, 1). La fuerza viene precisamente de la voluntad misma de Jesús, cuando en el Evangelio de san Juan nos dice que todos seamos uno… (Jn 17, 21), que nadie es espectador, que todos somos actores de un programa de salvación trazado por Dios desde el mismo momento de la creación.

Pensad lo necesario que es en este momento dejarnos llevar por la luz y la fuerza del Espíritu Santo cuando vemos lo compleja que es nuestra sociedad, con las numerosas dificultades que se plantean al creyente, los ataques al derecho a la vida, a la educación cristiana… La tarea esencial como cristianos laicos se hace urgente para seguir trabajando por promover la dignidad de la persona, en este campo hay mucho por hacer, ya que sabemos cuales son nuestros más poderosos enemigos, todo aquello que rompe la unidad, las actitudes que atraen a la violencia, los intereses creados que llevan al descarte de las personas. Nuestros pecados son los que hemos de despedir de la sociedad, porque el orgullo y el egoísmo siempre crean divisiones y levantan los muros de la indiferencia y de los odios. Por esta razón hay que acudir al Espíritu Santo con más fuerza, porque es capaz de transformarnos y convertir nuestras diferencias en comunión, porque reconstruye los puentes rotos.

Pido en este día de Pentecostés por todos vosotros, por todos los laicos y voluntarios, por los que vivís la fe en el apostolado asociado, porque sois muchos los que estáis trabajando en la viña del Señor, como discípulos, como hijos de la Iglesia; son patentes vuestras inquietudes y vuestro amor samaritano, tanto si trabajáis en silencio, como cuando estáis en la brecha sirviendo a los más necesitados y os animo a seguir adelante sin que os pueda el desánimo, fuertemente agarrados al Espíritu. Promoved la dignidad de la persona, el respeto inviolable al derecho a la vida, la libertad para invocar el nombre del Señor, la defensa de la familia, la caridad como el alma de toda solidaridad, la defensa de la persona como centro de la vida económica y social, la evangelización de la cultura.

Tenemos que pedir a Dios que nos mande la brisa suave del Espíritu, para que guíe nuestros pasos por caminos de verdad y justicia, que nos conceda un corazón grande para amar y servir en caridad a todos, especialmente a los más necesitados. ¡Qué importancia tiene fiarnos de verdad de Dios! Por eso, volvamos a escuchar a Jesús que nos dice que no temamos, que hay que salir a la calle, gastar las suelas de los zapatos para llegar a los otros y confiar, que el Espíritu vence el miedo, ya que donde entra nos da la seguridad de que estamos en buenas manos.

Invoquemos, por intercesión de la Virgen María la fuerza del Espíritu de unidad.

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Pentecostés: enviados a la misión

    VII viernes de Pascua17 mayo, 2024

    Este domingo celebramos que Cristo resucitado nos da su Espíritu y concluimos las siete semanas de la Pascua. ¿Os imagináis la transformación que tuvo lugar en aquella primera comunidad de...

    +
  • Jesucristo asciende entre aclamaciones

    VI viernes de Pascua10 mayo, 2024

    El hecho de la Ascensión, aunque fue contemplado por testigos, es un gran misterio. «El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y se sentó a la derecha de...

    +
  • Dios es amor. Amaos los unos a los otros

    VI lunes de Pascua6 mayo, 2024

    Jesús nos ha pedido solemnemente, con una claridad meridiana a todos nosotros, que escuchemos en el corazón su mandamiento: amarnos unos a otros. Con estas palabras nos muestra objetivamente cual...

    +
  • Permanecer en Cristo

    IV viernes de Pascua26 abril, 2024

    En la primera lectura de este domingo se puede ver cómo sigue creciendo la Iglesia, convencida de la presencia activa de su Señor resucitado y guiada por su Espíritu. La...

    +