Reflexiones semanales
18 de julio 2021

Les pondré pastores que las apacentarán

XVI domingo del Tiempo Ordinario

En las lecturas de la Palabra de Dios de la semana pasada se nos decía que en Dios encontramos la misericordia y la salvación, y en este domingo lo vemos cumplido en el Señor. Escuchamos en la primera lectura que el pueblo anda descarriado y el profeta Jeremías denuncia que los responsables de su cuidado no cumplen su ministerio, por eso proclama un cambio radical para todos. A partir de este momento será el mismo Dios el que se encargue de la seguridad y descanso de su pueblo. El texto del profeta donde se anuncia un pastor bueno, según el corazón de Dios, nos hace pensar ya en el anuncio del Mesías y lo describe así: un descendiente legítimo de David, que reinará con sabiduría, practicará el derecho y la justicia en la tierra, y pondrá en práctica la salvación de Dios.

El Evangelio relata la promesa de Dios cumplida en Jesucristo, todo apunta a ver a Jesús como el verdadero Pastor y Mesías, anunciado por Jeremías y los profetas. Jesús nos anuncia la salvación y, por medio de su Palabra, acerca a todos al proyecto salvador del Padre. Esto mismo aparece en san Pablo cuando describe a los Efesios, el papel salvador de Jesús por medio de su muerte y resurrección, que nos ha acercado a todos a Dios. La misión de Nuestro Señor Jesucristo ha sido la del Buen Pastor, porque nos ha reconciliado a todos con el Padre y ha logrado unirlos en un solo pueblo, siendo miembros del único cuerpo de Cristo, imagen de la humanidad nueva. El texto del Evangelio nos ayudará a entender muchas cosas. ¿Cuál ha sido la razón por la que actuó Jesús dejándolo todo, al ver el gentío que le seguía? Sencillamente, la compasión. Esta es la señal de un corazón de pastor compasivo, porque ha sentido lástima y ternura, ha dejado todo para atender a todos. Este estilo es el que debemos aprender nosotros para imitar a Jesús, su compasión, su caridad, para poder actuar según el corazón de Cristo, como el Buen Pastor.

¡Qué grandeza más grande poder llegar a tener los mismos sentimientos de Cristo y tener la valentía de olvidarme de mí mismo y acoger en mi interior a todos los hermanos! Un pastor que tenga estos sentimientos de Cristo es el regalo más grande para la humanidad, porque llevará el consuelo y la paz a cuantos se sientan desorientados y perdidos en medio de este mundo tan complicado y con tantas presiones, caminos, ideologías y opiniones de todo tipo. Deteneos un momento escuchando el salmo 22, atended a sus palabras y contemplad al Señor que dice que es tu Pastor, que nada te faltará estando con Él; que saciará tus necesidades y te dará la seguridad que necesitas para el camino en este mundo oscuro; que el Señor es misericordioso. Tú has sido llamado para llevar esperanza a todos, para decirle a todo el mundo, a corazón abierto y con la libertad del que se ha entregado al proyecto salvador de Dios, que no estamos condenados, porque el Creador del cielo y de la tierra abre las puertas de tu corazón para perdonarte e inundarte con su misericordia, porque te ama de corazón.

Volved a escuchar el Evangelio y gozad al reconocer la dulzura que derrama Jesús con sus discípulos, que después del duro trabajo de la misión les dice: «Venid a descansar». Hoy, Jesús te hace también a ti el mismo regalo con voz clara y nítida y te dice al corazón: «No temas».

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Contamos lo que hemos visto y oído

    XXX viernes del Tiempo Ordinario22 octubre, 2021

    La imagen del ciego de nacimiento ante Nuestro Señor es una estampa bella que nos anima a acercarnos a Jesús con confianza para decirle en este tiempo: «Señor, que vea»...

    +
  • Otra lección de Nuestro Señor

    XXIX viernes del Tiempo Ordinario15 octubre, 2021

    Después de leer el Evangelio este domingo, podríamos decir: pues, ¡comenzamos bien! Las preocupaciones de Santiago y Juan dan a entender que no se habían enterado de nada, claro que...

    +
  • Cristo en el centro

    XXVIII viernes del Tiempo Ordinario8 octubre, 2021

    «¿De dónde me vendrá el auxilio?», se preguntaba el salmista, para responder inmediatamente, «el auxilio me viene del Señor que hizo el cielo y la tierra» (Salmo 120). Esta es...

    +
  • Los hizo hombre y mujer

    XXVII viernes del Tiempo Ordinario1 octubre, 2021

    En la Palabra de Dios se parte de una visión positiva, que envuelve de significado el relato de la creación del hombre y de la mujer, y esto se puede...

    +