Reflexiones semanales
25 de diciembre 2019

La Navidad es un tiempo de encuentro, de gloria y de gracia

Navidad

Deseo de todo corazón que tengáis una feliz Navidad y que Jesús nazca en el corazón de toda la familia.

El Señor nos ha invitado, como hizo con los discípulos, a evangelizar, a anunciar el Reino de Dios. Por eso, os invito a todos, de una manera muy especial a los laicos de la Iglesia, a que anunciéis a Cristo, pero comenzad primero por la casa. Prácticamente esta ha sido la intención del papa Francisco, en su carta apostólica Admirabile signum, hablando del belén. La casa es el ámbito de una buena predicación, de un buen anuncio, ahí es donde uno realmente percibe las grandes cosas que luego vive y lleva en su corazón.

El papa Francisco utiliza el belén como un signo de evangelización y nos invita a fijarnos en él, ahí aparece la historia de la salvación que hace bueno un mundo fraterno y más humano. Esa es también nuestra misión, nuestra tarea.

Una de las cosas que nos pide el Señor es que sepamos percibir que en el belén no se excluye a nadie, todo el mundo tiene su sitio, todo el mundo cabe en el belén: los marginados, los pobres, la gente que rodeó en aquel momento histórico a Jesús. Pensad que todo el mundo tiene su sitio. Tú también, nosotros también.

Pero reparemos en los Reyes Magos. Creo que este año nos pueden servir de modelo. Los Reyes Magos se pusieron en marcha desde lejos y todo para encontrarse con el Señor, con el Salvador. Son un modelo también para el hombre y la mujer de hoy, que andamos en búsqueda. Y no digáis: “No tengo tiempo”, porque cuando hay alguien te importa, cuando hay una realidad que te llena el corazón, uno saca tiempo de todo, de todo absolutamente, para encontrarse con el Señor. La Navidad es un tiempo de encuentro, de gloria y de gracia.

Que la luz de la Navidad ilumine vuestras vidas y mantengáis una sonrisa permanente durante todo el año.

¡Feliz Navidad!

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Piensa bien lo que dices

    XXVI viernes del Tiempo Ordinario25 septiembre, 2020

    Jesús acostumbraba a contar parábolas para decir cosas muy importantes, que llegaban hondo. No es extraño este modo de explicar las cosas. El otro día veía la publicación de una...

    +
  • El amor de Dios es gratuito

    XXV viernes del Tiempo Ordinario18 septiembre, 2020

    El Evangelio nos desvela este domingo que en la viña de nuestro corazón es Dios el verdadero dueño y nosotros somos los operarios, llamados personalmente por Él para trabajarla. A...

    +
  • Hasta setenta veces siete

    XXIV viernes del Tiempo Ordinario11 septiembre, 2020

    El perdón es posible si sabes amar de verdad; si no se ama, no es posible el perdón y si no hay perdón, ¡pobres de nosotros! Volvamos a escuchar cómo...

    +
  • La responsabilidad de la fraternidad

    XXIV lunes del Tiempo Ordinario7 septiembre, 2020

    ¡Qué rápido ha pasado este mes de agosto! Me alegro mucho de poder saludaros al inicio de este curso, que comienza con incertidumbres por causa de la pandemia; el retraso...

    +