Reflexiones semanales
8 de mayo 2022

Jesús da la vida por sus ovejas

IV domingo de Pascua

En este domingo reconocemos la labor de todos los sacerdotes que le han dicho sí al Señor y sirven de verdad a los hermanos, son los sacerdotes “con olor a oveja”, como dice el Papa Francisco. Por cierto, ¿has felicitado a tu párroco? Pues hoy lo podrías hacer, ya que celebramos el día del Buen Pastor. Acércate un momento y dale las gracias por su vida consagrada. Estoy seguro de que te lo agradecerá de corazón, aunque, te diga que no hace nada extraordinario, que él es feliz sirviendo a la comunidad. Verás cómo, al menos, sonreirá…, pero después, cuando esté solo ante el Señor, delante del Sagrario, un par de lágrimas brotarán de sus ojos, recordando el día que le dijo a Jesús: ¡Aquí estoy!

El Evangelio de este domingo nos dice que Jesús es el Buen Pastor y que las ovejas lo escuchan y lo siguen, aunque algunas también cierran sus oídos. Destaco tres cosas, tres temas que hacen pensar: las ovejas escuchan al pastor, lo conocen y lo siguen. Escuchar, conocer y seguir. Tres aspectos que no han perdido fuerza con el paso del tiempo y siguen siendo indicativos del mismo rebaño. Primero, escuchar al pastor significa oír con atención, poner interés y llevar a la vida lo que has oído. Segundo, Jesús conoce a los suyos, no superficialmente, sino con el corazón, con toda ternura, penetra hasta el fondo de nuestro ser y nos quiere hasta dar la vida. Seguir, es el tercer verbo que destaca el Evangelio, la consecuencia de oír con atención y de fiarse, eso significa seguirlo, ir detrás de Él y de su Palabra que nos guía a la vida eterna. La fe lleva al hombre a una plena adhesión a Cristo.

Os invito al júbilo, porque Jesucristo es la fuente de la vida, de nuestras alegrías y de nuestras esperanzas. Con la alegría que transforma la mirada, veamos los signos positivos de la presencia del Resucitado en nuestra comunidad parroquial, en la familia, en el trabajo, entre los amigos... Quien ha descubierto a Cristo debe llevar a otros hacia Él. Una gran alegría no se puede guardar para uno mismo. Ayudad a los hombres a descubrir la verdadera estrella que indica el camino: ¡Jesucristo! Esto es lo que debes hacer en tu pueblo, en tu barrio, en tu casa, ¿no te parece un proyecto maravilloso? El Señor te ha llamado para una misión santificadora, a que vivas, como dice el Papa Francisco, «la propia entrega de tal manera que los esfuerzos tengan un sentido evangélico y nos identifiquen más y más con Jesucristo»; y, más adelante, nos propone también algo concreto para nuestra vida apostólica: «Pidamos al Señor la gracia de no vacilar cuando el Espíritu nos reclame que demos un paso adelante, pidamos el valor apostólico de comunicar el Evangelio a los demás y de renunciar a hacer de nuestra vida cristiana un museo de recuerdos» (Gaudete et exsultate, 139).

Feliz domingo.

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Si no tengo amor, no soy nada

    IV viernes de Pascua13 mayo, 2022

    Dice el Evangelio que era de noche cuando salió Judas para consumar la traición contra el Maestro. Es una narración breve, llena de sentido, pero cargada de sentimiento. Jesús estaba...

    +
  • Jesús da la vida por sus ovejas

    III viernes de Pascua6 mayo, 2022

    En este domingo reconocemos la labor de todos los sacerdotes que le han dicho sí al Señor y sirven de verdad a los hermanos, son los sacerdotes “con olor a...

    +
  • Comunidad sinodal

    II viernes de Pascua29 abril, 2022

    La Palabra de Dios en esta semana es para darnos cuenta de que estamos en las manos de Dios, porque, después de tantos acontecimientos y tantas pruebas, tenemos más razones...

    +
  • Tendremos un mañana

    I viernes de Pascua22 abril, 2022

    22Todavía suenan en nuestros oídos los cánticos de alabanza y los «¡aleluya!» por la resurrección del Señor; repican las campanas en sus campanarios y cantan a gloria con sus aleteos...

    +