Reflexiones semanales
25 de diciembre 2020

¡Feliz Navidad!

Navidad

En la noche de esta pandemia, cuando la humanidad está golpeada por el sufrimiento, la enfermedad, el dolor y la soledad, se nos anuncia que ha venido uno que nos trae esperanza, y el poder y la fuerza para cambiar nuestros desánimos y nuestras tristezas en alegría y en gozo. Se llama Jesús, es nuestro Salvador. Y lo grande es que vemos cómo Dios ha cumplido su palabra, la Escritura está cumplida. La palabra de san Juan se hace vida hoy, aquí, en nosotros. Recordad: «Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Jn 3, 16).

Jesús ha nacido para vivir en medio de nosotros y te está invitando a contemplar su morada, quiere que le visites, necesitas creer, él está en medio de nosotros y si quieres verle, tienes que potenciar la fe, abrir tu corazón. Ojalá tus ojos puedan ver el misterio, ojalá tus ojos puedan llenarse de la luz de nuestro Señor para que desaparezca la tiniebla, para que puedas salir por la calle como un vidente y ser un portador de luz, de esperanza, de ilusión y de alegría. Ojalá tengas la dicha de poder decir: he visto la gloria de Dios.

Amigos, vivid intensamente estos días porque este año también hay Navidad, porque vamos a disfrutar de la presencia de Dios, Cristo está en medio de nosotros a pesar de la pandemia, a pesar de las dificultades, a pesar de los problemas. En este tiempo, invitad a la gente a mirar a Jesús. Habrá dificultades, eso es cierto, se nos pedirá prudencia, pero Dios nos va a dar la fuerza para que, con su encuentro, con su gracia, podamos seguir trabajando por configurar este mundo como una familia, como hermanos. A esto estamos llamados y para esto viene Dios.

Este año vamos a montar el belén, ya sé que en casa lo tenéis puesto y que en las calles hay luces y colores que anuncian la Navidad; vamos a montar el belén en otro sentido: el belén del amor, de la solidaridad, para seguir acogiendo a los demás con un corazón solidario, samaritano, con un corazón que ve y así poder trabajar por la fraternidad universal. Porque todos somos hermanos, como nos recuerda el Papa Francisco en su última encíclica Fratelli tutti.

Que Dios os bendiga, que viváis una feliz Navidad en familia y que os sintáis llenos de la gloria de Dios.

¡Feliz Navidad!

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Jesucristo, Buen Pastor, es el Rey del Universo

    viernes del Tiempo Ordinario24 noviembre, 2023

    La liturgia nos centra en Cristo, que nos habla de un rebaño de ovejas y de un pastor. Jesucristo es un rey muy particular, su reino no se parece en...

    +
  • Jornada Mundial de los Pobres

    jueves del Tiempo Ordinario16 noviembre, 2023

    El Santo Padre nos vuelve a recordar que nuestro modelo es siempre seguir los pasos de nuestro Señor con generosidad, romper con la indiferencia; no pasar de largo de la...

    +
  • ¡Feliz Día de la Iglesia Diocesana!

    viernes del Tiempo Ordinario10 noviembre, 2023

    La Palabra de Dios de este domingo nos llama a buscar la sabiduría de saber esperar lo fundamental, de estar siempre cerca de Dios. En la misma recomendación, nos dice...

    +
  • Uno solo es nuestro Maestro

    viernes del Tiempo Ordinario3 noviembre, 2023

    El evangelio de este domingo presenta una dura crítica a la manera de obrar de los maestros de Israel para ofrecerla, como en un espejo invertido, a los responsables de...

    +