Reflexiones semanales
3 de diciembre 2023

Comenzamos el Adviento. Seguimos caminando

Adviento

Comenzamos un tiempo nuevo en la liturgia, el Adviento. Será la oportunidad de vivir con intensidad la permanente presencia del Señor, de volver a escuchar la invitación que nos hace Jesús a la esperanza y a la vigilancia. El Adviento nos ofrecerá la posibilidad de vivir la salvación con la certeza de la cercanía de Cristo, que nos llama a una vigilancia dinámica, a salir de nuestras rutinas, pero tenemos que seguir caminando y creciendo en la gracia.

El Adviento nos ayudará a tomar conciencia de nuestra realidad en medio de las tormentas de cada día a causa de las guerras, violencias y soledades, donde muchos se sienten desprotegidos y desconcertados. Para todos, pero en especial para los que más sufren, solo la Iglesia habla en este tiempo de esperanza. Eso sí, se nos pedirá que vigilemos, que escuchemos con atención la Palabra de Dios en medio de estos vacíos de futuro en los que vive mucha gente y que escuchemos con atención, porque este tiempo nos abre las puertas para contemplar al Salvador, al Redentor, que nos trae la salvación «y así, podamos recibir los bienes prometidos que ahora, en vigilante espera, confiamos alcanzar» (primer prefacio de Adviento). Un cristiano no debe detenerse, tiene que seguir caminando para ver al Mesías, al Señor, renovando la esperanza y descubriendo que hay otros valores más importantes que el dinero, los negocios o el poder… Está la persona a la que hay que salvar y que necesita que se le muestre el camino hacia Dios.

En este Adviento, la Palabra de Dios nos llama a la confianza, a la verdad de lo que somos, pero con un estilo al alcance de todos, con humildad, porque somos frágiles, imperfectos y limitados. En Adviento viviremos la dicha de conocer más de cerca al que sigue siendo el «Dios fiel», «nuestro Padre y Redentor», «el que sale al encuentro», así nos lo ha presentado Isaías. La confianza y la cercanía nos da seguridad para seguir los pasos para gozar de ese Dios fiel, el Dios salvador. Es verdad que hemos oído muchas veces que debemos estar atentos, porque en este tiempo hay demasiados ruidos, muchas propagandas y confusiones, tantos escaparates y entretenimientos que nos pueden ocultar la luz que nos trae Jesús en Belén, la auténtica salvación. Todas las seguridades que nos ofrecen en estos días, las loterías, el dinero, o las promesas de los numerosos «mesías» que van pidiendo nuestra adhesión, pueden ser efímeras, interesadas o engañosas. Prestemos atención, porque la salvación solo nos viene desde más allá de la materia, de la técnica y del hombre, y viene por caminos sencillos, humildes, de caridad y de servicio.

Abre los ojos para descubrir a ese Dios cercano: a ese Jesús, al Mesías, que está en lo más íntimo de nosotros mismos, en la historia de cada día, en los nuevos rumbos de la Iglesia... Cristo está siempre ahí, cerca, los que no estamos somos nosotros, distraídos por mil cosas. Descubrirle presente es el programa, gozoso y comprometedor, del Adviento. La tarea de los cristianos es ahora la de presentar al mundo la verdadera solución, presentar a Cristo, la experiencia vivida de la fe, la invocación sentida y sincera de una nueva venida del Señor en nuestra vida personal. Aprovecha estos días para predicar a Cristo con la palabra y con las obras e intensifica tu fe y confianza en él, que somos de la verdad, que somos cristianos

Volver a reflexiones
Últimas reflexiones semanales
  • Un solo Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo

    VIII viernes del Tiempo Ordinario24 mayo, 2024

    En este domingo, que sigue a Pentecostés, celebramos la Santísima Trinidad. Por la Sagrada Escritura, los creyentes podemos llegar a conocer la intimidad de Dios mismo, descubriendo que él no...

    +
  • Pentecostés: enviados a la misión

    VII viernes de Pascua17 mayo, 2024

    Este domingo celebramos que Cristo resucitado nos da su Espíritu y concluimos las siete semanas de la Pascua. ¿Os imagináis la transformación que tuvo lugar en aquella primera comunidad de...

    +
  • Jesucristo asciende entre aclamaciones

    VI viernes de Pascua10 mayo, 2024

    El hecho de la Ascensión, aunque fue contemplado por testigos, es un gran misterio. «El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y se sentó a la derecha de...

    +
  • Dios es amor. Amaos los unos a los otros

    VI lunes de Pascua6 mayo, 2024

    Jesús nos ha pedido solemnemente, con una claridad meridiana a todos nosotros, que escuchemos en el corazón su mandamiento: amarnos unos a otros. Con estas palabras nos muestra objetivamente cual...

    +