10 de octubre 2016

Presentada en Madrid la traducción castellana de la Tercera Edición del Misal Romano

XXIX lunes del Tiempo Ordinario

El nuevo Misal comenzará a utilizarse en la víspera del I Domingo de Cuaresma, en la tarde del 4 de marzo de 2017

El pasado viernes, se presentó en la sede la Conferencia Episcopal Española (CEE) en Madrid la traducción castellana de la Tercera Edición del Misal Romano, para uso de las diócesis de España. Es una traducción largamente esperada, que se ha estado preparando durante más de una década, desde que el Misal en latín apareciese promulgado en el año 2000 y publicado en 2002.
El Obispo de León y presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia, Mons. Julián López Martín, hizo una reseña histórica sobre el Misal Romano, fruto de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, y en concreto, sobre el itinerario de la traducción española de la Tercera Edición, que se publicó en 2002 en latín, y luego se revisó en 2008 -edición a la que corresponde la traducción presentada-.
El director del secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia, Luis García, habló de la naturaleza de la nueva traducción -realizada, según las indicaciones de la Santa Sede, con criterios de máxima fidelidad al texto latino original- y de las novedades de contenido que introduce el Misal.
El director general de Publicaciones de la CEE y director de “Libros Litúrgicos”, Manuel Fanjul, glosó por su parte las características de la edición, poniendo en paralelo el Misal y los Leccionarios, libros respectivamente del Altar y del Ambón.
Entre los presentes se encontraba el delegado episcopal de Liturgia de la Diócesis de Cartagena, Ramón Navarro, que asegura que el nuevo Misal tiene “una gran riqueza de contenido, sin ser un nuevo Misal, sino una nueva edición del Misal del Vaticano II. Incorpora elementos importantes, y en conjunto debería ser una oportunidad estupenda para promover la pastoral litúrgica y mejorar nuestras celebraciones eucarísticas”.
Según Navarro, la novedad más llamativa es el cambio de la traducción de las palabras de la consagración del cáliz: “Actualmente se dice “que será derramada por vosotros y por todos los hombres”. La nueva traducción dice literalmente lo mismo que en latín: “que será derramada por vosotros y por muchos”. El criterio lo marcó la Congregación del Culto hace ya unos años, y el papa Benedicto XVI en una carta dirigida a los obispos alemanes ante la polémica creada. Traducir “por todos los hombres”, siendo teológicamente cierto y coherente, no es una traducción, sino una interpretación. El texto latino no dice “pro omnibus hominibus”, sino “pro multis”. Este “mucho” no es excluyente: no es que nadie se quede fuera de la salvación que Cristo ha ganado por nosotros por su Misterio Pascual. Otra cosa es que esa salvación deba ser acogida, porque Dios no se salta nuestra libertad. Ciertamente son muchos años de traducir “por todos los hombres”, y antes de empezar con la nueva traducción hay que hacer urgentemente una catequesis adecuada que lo explique. Aparte de esta cuestión el misal tiene otras novedades y riquezas que no deben quedar oscurecidas por esta cuestión, por llamativa que sea”.
El nuevo Misal se podrá comprar en las librerías a finales de octubre o principios de noviembre, pero no se comenzará a usar hasta la misa de la víspera del I Domingo de Cuaresma, la tarde del 4 de marzo de 2017. A partir de ese momento será obligatorio su uso, para que el cambio en las palabras de la consagración se haga exactamente al mismo tiempo en todas las parroquias y comunidades cristianas. “Mientras tanto tenemos tiempo para familiarizarnos con él”, explica Navarro.
La Diócesis hará una presentación para los sacerdotes el 31 de enero, en el Centro de Estudios Teológicos y Pastorales (CETEP). Además, el delegado de Liturgia irá explicando las características y el uso de la nueva traducción a través del subsidio dominical y de la sección de Liturgia de la revista diocesana “Nuestra Iglesia”.

 

Volver a noticias

Suscríbete a nuestra lista y recibe semanalmente la publicación diocesana Nuestra Iglesia en tu correo electrónico.

Suscríbete

Información básica sobre protección de datos

Responsable del tratamiento

Obispado de Cartagena

Finalidad y legitimación

El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad

Destinatario de cesiones

No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional

No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados

A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adiccional

Puede consultar aquí todos los detalles

Noticias relacionadas