23 de marzo 2017

Los restos de Francisco Martínez García descansarán en la Catedral de Murcia hasta su beatificación

IV jueves de Cuaresma

El próximo lunes, a las 17:00 horas, en una celebración de la Eucaristía presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, tendrá lugar la ceremonia de inhumación de los restos mortales de Francisco Martínez García en la capilla del Beato Andrés Ibernón de la Catedral de Murcia.

La causa de beatificación por martirio de D. Francisco se encuentra abierta en la Diócesis de Cartagena desde 2007, junto con la de 55 mártires más, víctimas de la persecución religiosa de 1936.

Sus restos mortales reposan, hasta ahora, en el panteón familiar de Tribaldos (Cuenca), y dado el avanzado estado del proceso, se hace necesario su traslado a esta Diócesis, hecho que tendrá lugar el próximo lunes.

El lugar elegido para depositar sus restos, hasta su beatificación, será la capilla del Beato Andrés Ibernón de la Catedral, donde también se encuentran los restos del venerable Juan Sáez Hurtado y otros murcianos ilustres.

Breve biografía del siervo de Dios Francisco Martínez García

Francisco Martínez García nació en Molina de Segura el 28 de octubre de 1889. Sus padres Juan y Francisca tuvieron 10 hijos más. Fue bautizado en la iglesia parroquial de La Asunción el 1 de noviembre. Estudió en Uclés con los Agustinos. En Madrid se licenció en Derecho, Filosofía y Letras. Contrajo matrimonio en Tribaldos (Cuenca) en 1919 con Carmen Morillas Quintero y tuvo 5 hijas. La mayor parte de su vida y su trabajo transcurrió en Murcia.

Fue un hombre de gran categoría humana, intelectual, profesional y religiosa desempeñó las siguientes profesiones y cargos: Letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Murcia, letrado del Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Cartagena, catedrático de Filosofía del Instituto de Enseñanza Secundaria “Alfonso X El Sabio” de Murcia, director del periódico La Verdad de Murcia, concejal del Ayuntamiento de Murcia y alcalde del mismo. Asistía a Misa diariamente. Colaboró activa y eficazmente en la Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en la Diócesis de Cartagena y en la Coronación pontificia de la Virgen de la Fuensanta, Patrona de la Ciudad de Murcia.

El 5 de agosto de 1936 fue buscado en su casa de Tribaldos, llevado a la Iglesia para posteriormente sacarle a él, junto a otros prisioneros, y llevarles para ser ejecutados. El cadáver fue recogido por su sobrino al día siguiente y enterrado en el cementerio del pueblo. Tenía 47 años.

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas