La lectura del día

lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado
domingo
sábado 5 de octubre 2019

“Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”

XXVII sábado del Tiempo Ordinario
- Bar 4, 5-12. El que os mandó todas estas desgracias os dará también, con su salvación, la eterna alegría.
- Salmo: 68,33-35. 36-37. El Señor jamás desoye al pobre.
- Lc 10, 17-24. “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”.


En aquel tiempo, los setenta y dos discípulos regresaron llenos de alegría y le dijeron a Jesús: “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”.

Él les contestó: “Vi a Satanás caer del cielo como el rayo. A vosotros os he dado poder para aplastar serpientes y escorpiones y para vencer toda la fuerza del enemigo, y nada os podrá hacer daño. Pero no os alegréis de que los demonios se os sometan. Alegraos más bien de que vuestros nombres estén escritos en el cielo”.

En aquella misma hora, Jesús se llenó de júbilo en el Espíritu Santo y exclamó: “¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! ¡Gracias Padre, porque, así, te ha parecido bien! Todo me lo ha entregado mi Padre y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

Volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: “Dichosos los ojos que ven lo que veis vosotros. Porque yo os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis y no lo vieron, y oír lo que vosotros oís y no lo oyeron”.