1 de marzo 2017

“La Cuaresma es un tiempo de esperanza, porque sí es posible la conversión”

Miércoles de Ceniza

“La Cuaresma es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo. El Señor ―que en los cuarenta días que pasó en el desierto venció los engaños del Tentador― nos muestra el camino a seguir”, dice el Papa Francisco en su mensaje para esta Cuaresma. Un tiempo de conversión para “redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado que nos ciega y servir a Cristo presente en los hermanos necesitados”.

Hoy, Miércoles de Ceniza, comienza este tiempo litúrgico en el que se nos invita a la oración, el ayuno y la limosna. “La Cuaresma no es un tiempo triste, sino de esperanza, porque sí es posible la conversión, es posible cambiar de vida, y eso siempre es un mensaje de esperanza”, explicaba esta mañana el vicario general y deán de la Catedral, Juan Tudela en la Misa de las 7 horas, que se ha celebrado al finalizar el Vía Crucis. Tudela ha recordado, además, que la Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma “con intensidad espiritual” y “depositando nuestra alma en las manos de Dios”, a preguntarnos qué nos falta para ajustar nuestra vida a los planes de Dios, y ser así conscientes de que “toda vida puede ser recuperada, Dios nos espera siempre con abrazo misericordioso”.

Todos los viernes de Cuaresma se realizará el Vía Crucis a las 6:30 horas en la Catedral, y a la misma hora, en Cartagena, partirá desde la Basílica de la Caridad hasta la parroquia de Santa María de Gracia.

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma

Ver galería de imágenes

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas