22 de marzo 2016

En la Misa Crismal, Mons. Lorca anima a los sacerdotes a ser “testigos fieles de la misericordia”

Martes Santo

En la celebración se ha consagrado el Santo Crisma y los óleos con los que se ungirá a catecúmenos y enfermos

“Testigos fieles de la misericordia. ¿Quién no se emociona ante esta enorme responsabilidad para la que hemos sido llamados, para ser testigos de la Redención?”. Así comenzaba esta mañana su homilía el Obispo de Cartagena durante la celebración de la Misa Crismal, la magna celebración en la que más de 250 presbíteros diocesanos han renovado sus promesas sacerdotales y donde se consagra el Santo Crisma y los óleos con los que se ungirá a los catecúmenos y enfermos. En la celebración han participado además los seminaristas del Seminario Mayor de San Fulgencio, del Menor de San José y del Misionero Redemptoris Mater.
Acompañado por el Arzobispo Emérito de Burgos, Mons. Francisco Gil Hellín, el Obispo de Cartagena ha animado a los sacerdotes a ser fieles a su ministerio “con una vida probada en la oración, en la santificación y en la pasión por anunciar a Cristo”.
Mons. Lorca ha pedido a Dios que conceda al presbiterio diocesano “los mismos sentimientos de Cristo” por las personas que les han sido encomendadas: “sentimientos de ternura y compasión; de capacidad de compadecerse; así como la cercanía a los heridos de este mundo para curarles con la medicina de la misericordia y prontitud para liberarles de las ataduras del pecado”. “Un buen sacerdote expone la Buena Nueva con la palabra y con la vida, con una fe sólida, movido por la compasión y la misericordia del Buen Pastor”, explicaba.
El Sr. Obispo ha hablado también de las peregrinaciones a la Catedral de las ocho zonas pastorales con motivo del Año Extraordinario de la Misericordia y del trabajo que se está realizando en todas las parroquias para trabajar sobre las bases del nuevo Plan Diocesano de Pastoral: “Espero que dé mucho fruto con la aportación de todos y anhelo el encuentro final de trabajo el día 17 de abril, al que se han invitado a los consejos de pastoral, grupos y movimientos”.
El pastor de la Iglesia Diocesana ha pedido a los fieles que recen por los sacerdotes, especialmente por los enfermos y ancianos y los que han fallecido este curso. También ha tenido un recuerdo especial por los presbíteros que participaban por primera vez en esta Misa Crismal, los once sacerdotes ordenados el pasado año.
Al finalizar la homilía, los presbíteros han renovado junto al Sr. Obispo sus promesas sacerdotales. Durante la plegaria eucarística, Mons. Lorca ha bendecido el óleo de enfermos y al finalizar la oración de después de la comunión ha bendecido el óleo de los catecúmenos y ha consagrado el Santo Crisma, derramando aromas sobre el aceite. Con este Crisma serán ungidos los bautizados, confirmados y los ordenados para el ministerio sacerdotal; también se consagrarán con él los altares y las iglesias.

Ver galería de imágenes

 


MAS INFORMACIÓN EN VÍDEOS


 

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas