7 de noviembre 2016

El Papa Francisco anima a los presos a no perder la esperanza

“Una experiencia inolvidable y única. Un jubileo de esperanza”. Con esas palabras definen los representantes de la delegación diocesana el Jubileo de los Reclusos, celebrado el pasado fin de semana en el Vaticano con el Papa Francisco. Desde la Diócesis de Cartagena viajaron a Roma dos presos murcianos, el capellán del Centro Penitenciario Murcia II de Campos del Río, así como el jefe de servicio y la responsable de los voluntarios del Centro Penitenciario Murcia I de Sangonera la Seca.
“Ha sido algo inolvidable. A nivel espiritual, los presos se han sentido tocados por Dios”, explica Antonio Sánchez Martínez, capellán en Campos del Río. “Ellos llevan encima una carga difícil y dura, pues han delinquido. Pero al vivir el jubileo allí y explicarles el significado de la indulgencia decían: Eso es lo que necesito, dejar mi pasado y ser un hombre nuevo, necesito una vida nueva”. De este modo, el sacerdote asegura que ha sido una experiencia que “han vivido profundamente y que han podido también convivir con otros presos del resto de diócesis españolas.
El Papa Francisco, en la celebración del jubileo el domingo, animó a los reclusos presentes a no perder nunca la esperanza. “La esperanza es la prueba interior de la fuerza de la misericordia de Dios, que nos pide mirar hacia adelante y vencer la atracción hacia el mal y el pecado con la fe y la confianza en Él”, dijo el Santo Padre. Un sentimiento que ha inundado también a los que han acompañado a los presos en este jubileo. “Para mí ha sido el jubileo de la esperanza, y así lo he vivido desde el principio”, cuenta la Hermana Josefa Vera, responsable de los voluntarios de la cárcel de Sangonera. “Se trata de algo que no es sólo para los presos. Todos tenemos que romper con las ataduras que nos impiden andar. A veces las rejas las tiene cada uno dentro”, añade.
Volver a noticias

Suscríbete a nuestra lista y recibe semanalmente la publicación diocesana Nuestra Iglesia en tu correo electrónico.

Suscríbete

Información básica sobre protección de datos

Responsable del tratamiento

Obispado de Cartagena

Finalidad y legitimación

El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad

Destinatario de cesiones

No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional

No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados

A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adiccional

Puede consultar aquí todos los detalles

Noticias relacionadas
  • Decretos y nombramientos del obispo de Cartagena
    II martes del Tiempo Ordinario21 enero, 2020

    ASOCIACIONES DE FIELES Y FUNDACIONES 8 de enero de 2020 • COF-0118 Confirmación de elección y nombramiento de D. Juan Valero Sánchez como presidente/legal representante de la Cofradía del Santísimo Cristo de...

    +
  • Entrenamiento Alpha en Molina de Segura
    III martes de Adviento19 diciembre, 2017

    La Vicaría para la Evangelización ha organizado, con el equipo de Alpha España, un entrenamiento en el que se enseñará cómo se realiza este método de primer anuncio. El entrenamiento...

    +
  • Decretos del Obispo de Cartagena
    XIII viernes del Tiempo Ordinario28 junio, 2019

    ASOCIACIONES DE FIELES Y FUNDACIONES 24 de junio de 2019 COF-0068 Nombramiento de Manuel Martínez Guillén, como hermano mayor de la Ilustre Cofradía del Santísimo y Real Cristo del Socorro...

    +
  • «Una simple mirada a Jesús Eucaristía basta para alentar el corazón»
    I lunes de Cuaresma18 marzo, 2019

    Testimonio vocacional de Ángel Antonio Aragón, seminarista del Seminario mayor San Fulgencio. Nací en Murcia, el 27 de junio de 1996, en el seno de una familia cristiana de cuatro hijos. Fui...

    +