5 de mayo 2017

Compañía de Armaos, los custodios de la Vera Cruz

IV viernes de Pascua

La Santísima y Vera Cruz de Caravaca abandona el recinto amurallado de su Santuario en dos ocasiones al año: para las fiestas de mayo que se celebran en su honor (desde la tarde del día 2 hasta la tarde del 5); y para la procesión del 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Cruz. En ambas salidas, la patrona de Caravaca es custodiada por la Compañía de Armaos de la Santísima y Vera Cruz.

Este cuerpo de guardia recuerda a aquellos caballeros, primero templarios y después santiaguistas, que desde el siglo XVIII custodiaron la Sagrada Reliquia en el santuario caravaqueño. El ritual del Baño de la Cruz, que comenzó a realizarse en el siglo XIV, hizo que se incrementara esta presencia, ya que implicaba sacar a la Vera Cruz de su Santuario y del recinto amurallado.

En el siglo XVI, tras la reconquista de Granada, la custodia de la Vera Cruz en su salida desde el castillo seguiría a cargo de soldados a las órdenes del alcaide de la fortaleza, nombrado por la Orden de Santiago. En el siglo XVII, tras la expulsión de los moriscos de España por el rey Felipe III, el peligro desaparece pero la necesidad de custodiar a la Sagrada Reliquia en su salida de la fortaleza permanece y más aún con su estancia, en la noche del dos al tres de mayo de cada año, en la nueva iglesia parroquial de El Salvador, fuera de las murallas de la villa. Fue esta circunstancia la que hizo que se creara un cuerpo de guardia específico para custodiar el Lignum Crucis fuera del recinto amurallado, creándose así la Compañía de Guardia de la Santa Cruz, formada en aquel entonces por miembros de la aristocracia caravaqueña. Así continuó este cuerpo de guardia hasta mediados del siglo XVIII, cuando la falta de voluntarios hizo que se contratara a hombres para este fin.

En 1804 comenzó a denominarse a este grupo como “Compañía de Armados”, derivando después a “Compañía de Armaos” que es como se les conoce desde el siglo XX.

Una fecha importante es la de 1998, año de refundación o renovación de la Compañía, fue entonces cuando este grupo volvió a integrarse por personas que de forma voluntaria quieren acompañar de una forma especial a la Vera Cruz en sus salidas del Santuario. La Compañía de Armaos tiene una estructura orgánica militar, organizándose en seis escuadras, con un alférez al frente de cada una, y siendo su principal representante el Capitán. Las escuadras se dividen por colores (Hueso, Verde, Oro, Morado, Rojo y Azul) y tienen entre doce y dieciséis componentes.

Los caballeros de los ‘casos floridos’

A lo largo de los siglos el traje de armao se ha modificado, manteniendo siempre su esencia medieval. El vestuario consta de cotas de malla; sayo granate, de color del estandarte de la Cofradía; faldón negro con castilletes, decorado con cruces de Santiago en recuerdo a la vinculación histórica con esta orden; coraza con el emblema de la Cofradía; y capa de terciopelo negro sobre la que se superpone una estola en forma de Y, con diferentes emblemas y el escudo heráldico del caballero. La cabeza la llevan cubierta con un yelmo coronado por un frontis o teja, con la imagen de la Vera Cruz rodeada de flores.

La leyenda cuenta que trece caballeros templarios, se quedaron custodiando la Sagrada Reliquia durante una incursión morisca en la zona y a la mañana siguiente, las gentes de Caravaca los encontraron dormidos para siempre junto a la Vera Cruz. En sus cascos habían florecido rosas y claveles. Una imagen que Caravaca guarda en su tradición y también en los yelmos de sus Armaos.

Volver a noticias

Suscríbete a nuestra lista y recibe semanalmente la publicación diocesana Nuestra Iglesia en tu correo electrónico.

Suscríbete

Información básica sobre protección de datos

Responsable del tratamiento

Obispado de Cartagena

Finalidad y legitimación

El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad

Destinatario de cesiones

No se cederán datos a terceros, salvo que las excepciones legalmente previstas.

Destinatario de transferencia internacional

No se realizan transferencias internacionales.

Derechos de los interesados

A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adiccional

Puede consultar aquí todos los detalles

Noticias relacionadas