3 de mayo 2018

“Caravaqueños, que la Vera Cruz siga siendo vuestro norte y vuestra defensa”

VI jueves de Pascua

En el día en el que la Iglesia celebra la festividad de la Aparición de la Vera Cruz, encontrada por Santa Helena, madre del emperador Constantino, en Jerusalén, la ciudad de Caravaca celebra también la aparición milagrosa de su patrona, que según la tradición tuvo lugar en 1231.

En la noche de ayer, 2 de mayo, la Vera Cruz, acompañada en procesión por moros y cristianos, abandonaba su Basílica Menor-Santuario para bajar a la ciudad que la custodia y venera durante los días en los que los caravaqueños celebran las fiestas en su honor. Tras la procesión de anoche, la Vera Cruz se recogió en la parroquia de El Salvador, donde esta mañana ha tenido lugar la Misa Pontifical, presidida por el Obispo de Cartagena.

En el día grande de las fiestas de Caravaca de la Cruz, Mons. Lorca se ha referido a los caravaqueños como “puerta de esperanza” y “oportunidad de renovación” para todos los que llegan buscando encontrarse con la Vera Cruz, “para todo el que se sentía enfermo a causa de sus pecados y venía con la carga del peso de los mismos”.

El Obispo ha recordado lo vivido en Caravaca durante el pasado Año Jubilar y ha animado a los presentes a seguir trabajando porque “un caravaqueño mira adelante con esperanza. Recordad que vosotros, como custodios de la Cruz de Cristo, estáis llamados a proponer el Evangelio como una fuerza de renovación que llama a todo ser humano a elevarse hasta la fuente de la vida, que es Dios”. Les ha exhortado, además, a despojarse del “individualismo” que daña a esta sociedad y a salir al encuentro con el que más sufre: “Caravaqueños, que la Vera Cruz siga siendo vuestro norte y vuestra defensa, pero aprended a mirarle el rostro al crucificado, mejor, a los crucificados que os encontréis todos los días por las calles”.

El rito que da origen a las fiestas

En la tarde del 3 de mayo tiene lugar el Baño de la Cruz y Bendición de las Aguas en el Templete, el rito que da origen a estas fiestas declaradas, desde 2004, de Interés Turístico Internacional. Tras la misa de las 18:00 horas, y precedida de Moros y Cristianos, la Vera Cruz iniciará esta tarde la procesión desde la parroquia de El Salvador hasta la capilla bañadero o Templete, donde bendecirá las aguas que riegan los campos de la ciudad. Un rito que se hizo por primera vez en el siglo XIV y que da origen a estas fiestas.

En las mañanas del 4 y 5 de mayo, la Vera Cruz visitará centenares de casas para acercarse a los enfermos e impedidos. Momentos emocionantes en los que los caravaqueños y caravaqueñas, que lo han solicitado previamente a la Cofradía, pueden venerar a su patrona, a quien siempre piden salud y protección para sus seres queridos.

La Vera Cruz regresará en procesión a su santuario en la tarde del 5 de mayo, tras la misa de las 17:00 horas, en la parroquia de El Salvador. Al llegar a la explanada del recinto amurallado, el párroco de El Salvador bendecirá la ciudad y los campos de Caravaca con el Lignum Crucis desde los cuatro puntos cardinales.

Ver galería de imágenes

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas