27 de abril 2017

Caravaca y Orihuela, unidas por el Camino de la Cruz

III jueves de Pascua

El obispo de Orihuela-Alicante, Mons. Jesús Murgui, y los máximos responsables del Jubileo de Caravaca de la Cruz presentaron ayer, en rueda de prensa, el “KM 0” del Camino de Levante, un camino que los peregrinos inician en Orihuela para llegar a la Basílica Menor-Santuario de la Vera Cruz de Caravaca.

El Palacio Episcopal de Murcia y la Catedral de Orihuela son los únicos puntos donde se puede obtener la credencial del peregrino en este Jubileo. Desde Orihuela han iniciado su peregrinación muchas personas. De hecho el miércoles por la mañana, el propio obispo de Orihuela-Alicante entregaba la credencial número 2.000 a un peregrino a las puertas de la Catedral. Mons. Murgui destacaba la importancia de las peregrinaciones en nuestro país, “un signo muy representativo de nuestra cultura”. “Espero que este Camino de Levante, que han acuñado los amigos y hermanos de Caravaca de la Cruz, sea realmente una profecía, un anuncio de lo que yo deseo como cristiano para los hombres y mujeres de hoy. Gente que encuentra sentido, que disfruta en el camino, que tiene punto de partida y sobre todo que tiene meta”, añadía.

Junto a Mons. Jesús Murgui estuvieron el Comisario del Año Jubilar, Jesús Aguilar; el capellán del Santuario de la Vera Cruz, Emilio Andrés Sánchez; y la hermana mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Elisa Giménez-Girón, quienes explicaron la gran importancia de este Año Jubilar y de la peregrinación a través del Camino de la Vera Cruz. “Este año nos está desbordando, cualquier día es un día de fiesta, los fines de semana miles de personas llegan a Caravaca, siendo lo más hermoso que todos vienen en búsqueda de esa reconciliación consigo mismo y con los demás”, explicó Jesús Aguilar.

El camino en cinco tramos

El Camino de Levante se desarrolla en cinco tramos diferentes: el primero consta de 24 kilómetros y parte de Orihuela con destino a la ciudad de Murcia (son seis horas andando o dos horas y media en bicicleta y tiene fama de ser uno de los que más disfrutan tanto peregrinos como senderistas con el río Segura de guía); el segundo tramo se inicia en Murcia y llega hasta Alguazas, un tramo de 26 km que discurre por gran parte de la huerta murciana (6,5 horas de caminata y 2,5 horas en bicicleta); la tercera etapa es de Alguazas a Mula, de nuevo 26 km a través de los cuales, el peregrino conocerá los llamados badlands o paisajes lunares, tan característicos de esta zona debido a la erosión del agua; Mula-Bullas es el cuarto tramo, de 21 kilómetros, que transcurre entre viñedos y montaña; la quinta y última etapa se inicia en Bullas, para adentrarse en la zona montañosa del Noroeste donde predomina el pino carrasco, para llegar hasta Caravaca de la Cruz.

Volver a noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de nuestro blog.

Suscríbete
Noticias relacionadas